domingo, 3 de mayo de 2015

FALLOS QUE PASARON FACTURA

Comparecía el Sevilla FC en Nervión ante el Real de Madrid, en un partido que había levantado mucha expectación, pues por un lado los nervionenses querían optar a la cuarta plaza que le diera opciones de jugar la previa de Champions para la próxima temporada, y por otro las opciones que los madridistas tienen de optar al título de Liga, siempre con el permiso del FC Barcelona, que es el actual líder.

No se llenó el Estadio, pese a que en la víspera se agotó el papel, pero la razón es que en el sector de la afición visitante hay que dejar una parte de graderío sin ocupar a su alrededor.

Cierto es que, entre las dos plantillas que ayer se presentaron en el magnífico césped del Ramón Sánchez Pizjuan había mucha diferencia, pero a la hora de la realidad el Sevilla FC le jugó un gran partido tuteándolo en todo momento, y casi teniéndolo entre las cuerdas. Pero ante equipos como el Real de Madrid no se puede cometer fallos, pues eso al final pasa factura, y por eso los videomarcadores señalaron un 1-3 al final.

Y cuando me refiero a fallos, quiero indicar los siguientes: 

1)   En el momento en que Krichowiak precisó de atención médica, el entrenador no puede dejar al equipo con un jugador menos durante 9 minutos, cuando lo suyo es que hubiera procedido sobre la marcha al cambio del polaco. Tiempo en el que precisamente el jugador nº 7 del Real de Madrid, aprovechó para anotar los dos primeros goles de su equipo. 

2)   La tardanza en los cambios. El Sr. Emery en la segunda parte tardó mucho en mover el banquillo para oxigenar al equipo. Si llega a hacerlo antes igual estaríamos hablando de otro resultado e incluso favorable.

3)  La actuación de Sergio Rico en los goles del Real de Madrid. Y vaya por delante que soy un defensor de este portero canterano, que partido a partido se ha ido afianzando en la portería, cuando en realidad estaba llamado a ser el tercer portero. Pero en el partido de hoy, no se concibe que dada su altura, haya fallado en los goles del rival como lo ha hecho.

Y para concluir, me quería referir a la comunión que existe entre el equipo y la afición, y el gran ambiente que existió en el Estadio. Una comunión que tendrá su continuidad el próximo jueves en la ida de las semifinales de la UEFA Europa League, en partido que enfrentará al Sevilla FC con la AC Fiorentina. Ya sólo a pensar en eso.