domingo, 13 de septiembre de 2015

PÉSIMO PARTIDO ANTE EL LEVANTE

Comparecía el  Sevilla FC en el estadio Ciutat de Valencia, con la necesidad de obtener la primera victoria de la recién comenzada liga 2015-2016, que le permitiera estar en una posición clasificatoria más acorde a la calidad que se le presume a la plantilla, y lavar también la mala imagen ofrecida en Málaga en el estreno liguero.

De momento sólo 2 puntos de 9 posibles. En realidad en estos momentos del campeonato la clasificación no deja de ser anecdótica, pero lo que si me preocupa es que esa necesidad de conseguir el primer triunfo se torne en ansiedad, y cueste trabajo abandonar los puestos bajos de la clasificación.

Sigue sin convencerme un entrenador, que sin quitarle el mérito por los dos títulos conseguidos, no termina de imponer un sistema de juego, pese a disponer de una amplia pretemporada, así como un helenco de partidos amistosos, precisamente para armar y compenetrar un equipo al que han llegado varias caras nuevas. Pero lo que más me repatea son sus declaraciones previas al partido con el Levante. Decía el de Hondarribia, que el equipo no pensaba en el encuentro de Champions del próximo martes, y que lo más importante era el inminente partido frente al equipo granota. Pero esa declaración de intenciones nada tuvo que ver con lo visto durante el partido, pues al conseguir el tempranero gol de N´Zonzi  el equipo empezó a especular con el resultado, desarrollando un pésimo juego y terminando por encajar el gol del empate, que bien pudo ampliarse por parte del equipo levantino. Asimismo, en cuanto a los cambios parece que los lleva preparados desde antes de los partidos, no adecuándose a las circunstancias de los mismos. 

Y en cuanto a los fichajes, aunque es muy prematuro para valorarlos, y soy de los que prefiero hacerlo al final, hasta el momento no me aportan nada.