viernes, 30 de mayo de 2014

CONCLUYÓ LA TEMPORADA 2013-2014

Foto cedida por el Sevilla F.C.


Concluyó la temporada 2013-2014, y pese a que las previsiones iniciales generaban ciertas dudas, dada la gran revolución producida en la plantilla entre bajas y altas, al final los resultados no pudieron ser mejores, y el Sevilla FC quedó clasificado 5º en la Liga BBVA, y nuevamente Campeón (y ya van tres) de la UEFA Europe League. Una Europe League en donde la afición también jugó un papel importantísimo, tirando del equipo en momentos y eliminatorias que se complicaron, apelando a la casta y al coraje y a la testiculina de unos jugadores que lo dieron todo, obteniendo como recompensa la Copa antes mencionada.

Como decía antes, el equipo planteaba dudas al inicio de la temporada, e incluso en las primeras jornadas de Liga ocupó el último puesto de la clasificación, pero poco a poco se fue superando, aunque sin comprender ciertos planteamientos del entrenador en determinados partidos, que a muchos Sevillistas entre los que me incluyo nos desconcertaban. Pero como dice el dicho popular "al Cesar lo que es del Cesar", y no queda otra que felicitar a la Dirección Deportiva, pues supo como decía el lema de la pasada campaña de Abonados "Comenzar de Nuevo", y adaptarse al cambio de rumbo que tomó el Club con el recorte presupuestario aplicado, y pese a ello configuró una plantilla muy competitiva y no exenta de calidad. Y en cuanto al entrenador, es obvio que también tiene su parte en el éxito final conseguido, pero soy de los que no me ha terminado de convencer, pues pienso que dada la calidad que tenía en el amplio helenco de jugadores a su disposición, el equipo podría incluso haber optado a quedar clasificado entre los cuatro primeros, ya que se dejaron escapar partidos que nunca se debieron perder.  

Sin embargo, desde la Dirección Deportiva continúan confiando en Unai Emery, y prueba de ello es que se le ha renovado por dos temporadas. El Club parece que quiere continuar con el proyecto a tres años iniciado el pasado verano, y aunque como ya he dicho el entrenador no termina de convencerme, le deseo todo la suerte del mundo, porque ello significará también lo mejor para el Sevilla FC.

En definitiva, seguimos jugando competición continental, y somos Tricampeones de Europa, y con la final de la Supercopa europea a la vista, y quien sabe si otro título más.

Pero si bajamos un escalón y nos vamos al Sevilla Atlético, para nuestro primer filial y máximo exponente de la cantera, la temporada no ha sido todo lo exitosa que se esperaba. Al final se salvaron los muebles en el último partido, pero se ha estado toda la temporada flirteando con los puestos de descenso a la Tercera División. Por supuesto la misión de la cantera es la formación de futbolistas para el primer equipo, y me parece bien que la Dirección Deportiva apueste por la juventud, pero ello también debería combinarse con algo de experiencia, pues creo que el sitio natural del Sevilla Atlético debe ser la Segunda División B. Y lo vivido este año ha sido la consecuencia de un equipo excesivamente joven. Y para competir desahogadamente en la categoría de bronce hay que tener juventud pero buscando un poco de equilibrio con algún que otro jugador algo más veterano, y no por ello se tiene que renunciar a la formación de jugadores.