domingo, 26 de enero de 2014

ESPEREMOS QUE NO SEA UN RETROCESO

Antes de comenzar el  enfrentamiento de ayer sábado del Sevilla FC con el Levante, los resultados de los partidos disputados en la propia jornada sabatina, facilitaban al conjunto de Nervión el acercamiento a los puestos europeos con una victoria.

Pero el resultado no pudo ser más nefasto, y pese al buen juego desplegado por los Sevillistas en la primera parte,  y el acercamiento continuo a la portería valenciana, al final del partido el 2-3 que reflejaban los videomarcadores era la cruda realidad. Desde algunos círculos se dice la típica frase de que "el fútbol es así", o que se trata de un accidente, pues el bagaje ofensivo del Levante fue muy cortito, pero su portero Keylor Navas hizo el partido del siglo parándolo todo.

Quizás el pero se lo sigo poniendo al entrenador , pues tras encontrar un equilibrio defensivo (que mucho ha tardado) tal como lo demostraban los resultados de los últimos partidos, va el Sr. Emery y cambia nuevamente para poner a Carriço en el puesto de medio centro que no es el suyo, dándole entrada a un Nico Pareja que actualmente no está para llevar la camiseta de titular, ni tampoco el propio Fazio cometiendo un penalti innecesario, pese a su actuación de hace una semana ante el Atlético de Madrid, y  todo ello en detrimento de Iborra que me estaba convenciendo bastante por la labor recuperadora que hacía en el centro del campo. Y encima sigue sin contar con Juan Cala, un futbolista que le pone bastante de lo que hay ponerle al fútbol, sintiendo además los colores dada su condición de canterano.

Tampoco me termina de convencer el jugar con dos delanteros, pues además observo que en dichos casos el rendimiento de Bacca disminuye bastante.

Esperemos que de este resultado se saquen conclusiones,  y que el próximo sábado se pueda conseguir una victoria que nos permita no perder el tren de los puestos europeos.