sábado, 15 de junio de 2013

EL TEMA DEL ESCUDO

Coincidiendo con el último partido de Liga ante el Valencia CF, en la previa del mismo fueron presentadas parcialmente las nuevas equipaciones del Sevilla FC para la temporada 2013-2014. Para este año aparte de estrenar proveedor, que será la marca Warrior Sport, la gran novedad radica en que en todas las equipaciones del primer equipo, así como en la ropa de entrenamiento, y en las prendas de paseo, presidirá el antiguo escudo del Club que diseñara Juan Lafita y que estuvo vigente hasta 1922.

 

No es mi intención entrar en polémica, tal como se ha hecho desde algunos portales, ni tampoco desmerecer a un escudo antiguo con el que el Sevilla FC escribió importantes páginas en su historia pasando a formar parte de la misma, ni por supuesto valoro el diseño por considerarlo algo subjetivo.

 

Pero no me parece de recibo que el escudo oficial del Club, el que está definido en los Estatutos sea postergado. Cierto es que en los estatutos no se menciona donde debe aparecer, pero es el mayor símbolo de la entidad debiendo presidir todos los soportes oficiales, y que yo sepa, la camiseta con la que el Club participa en competiciones oficiales así lo es. El actual escudo no sólo representa al Sevilla FC, sino que también incluye la ciudad de la que nos sentimos orgullosos de pasear su nombre. Las tres figuras que aparecen corresponden a las del escudo de la ciudad, con San Isidoro, San Fernando y San Leandro, y la parte inferior se encuentra inspirada en la bandera que portó el Rey Fernando III El Santo en la conquista de Sevilla en 1248.

 

Ya en 2005 con motivo de la conmemoración del centenario, se creó una equipación propia de la efeméride, la cual utilizó el Sevilla FC en la histórica final de Eindhoven, no permitiendo la UEFA jugar con el escudo antiguo. Y si a ello unimos que el presidente dijo en una ocasión que en el Club había tres pilares fundamentales e intocables como son el escudo, la bandera y la afición, cada vez comprendo menos esta decisión, echando en falta asimismo una explicación oficial por parte del Sevilla FC.