domingo, 3 de noviembre de 2013

SE HACE NECESARIO EL CAMBIO DE ENTRENADOR

La derrota de anoche ante el RC Celta debe ser la gota que haya colmado el vaso de la paciencia. Unay Emery no debe continuar siendo el entrenador del Sevilla FC, aunque mucho me temo que los dirigentes Sevillistas no están por la labor. Pero si estamos a tiempo de enmendar la plana, pues de lo contrario y como continuemos con el mismo entrenador, el barco se nos va pique.

Pese a que en pretemporada se le vio al equipo algo, desde que comenzó la competición oficial no sabemos a que juega este Sevilla, y tras 12 jornadas de Liga somos el segundo equipo más goleado del campeonato con tan sólo tres victorias, y lo que es peor sin un patrón de juego definido, salvándose de la quema el jugador Rákitic que por capricho del entrenador tampoco juega donde debiera. Y volviendo al partido de ayer, tampoco puedo dejar pasar por alto el fallo estrepitoso del guardameta Beto, impropio de un futbolista profesional y que le costó la derrota al conjunto blanco. Ello debiera acarrearle al portugués la pérdida de la titularidad en el próximo partido a disputar frente al RCD Espanyol.   

Aunque el entrenador tiene los papeles totalmente perdidos, soy de los que piensa que el problema no es sólo ese, y que existe otro trasfondo, pero de momento esa debe ser la primera solución, unida también a la salida de los preparadores físicos.

Y para el recambio, aunque no soy quien ha de decidir, yo apostaría por Ramón Tejada, pese a que esta temporada los resultados no le acompañan con el Sevilla Atlético, pero tiene tras él un gran trabajo realizado en los últimos años. Y para la parcela física volvería a confiar en Ramón Orellana, aunque en este momento desconozco si tiene vinculación con otro club.