lunes, 11 de noviembre de 2013

AL FIN LLEGÓ UNA VICTORIA A DOMICILIO

Por fin, y tras 14 meses, el Sevilla FC volvió a ganar fuera del Ramón Sánchez Pizjuán, imponiéndose 1-3 al RCD Espanyol con goles de Fazio, Víctor Machín y Bacca. Aunque en esto hay que hacer una aclaración, pues los 14 meses se refieren a partidos de Liga, pues en otras competiciones si se ha ganado a domicilio, circunstancia que en algunos medios no se aclaraba.

Ni que decir tiene que la victoria ha sido balsámica, pues de lo contrario el equipo hubiera entrado en una situación difícil, y con el entrenador en la picota. Y creo que ha sido el propio Emery el que le ha visto las orejas al lobo, y por eso ha rectificado poniendo a los centrales más juntos, y a Rákitic más adelantado, lo que ha tenido sus consecuencias positivas. Y ello lleva a demostrarnos la tozudez de un entrenador que ha venido jugando con un sistema suicida, siendo él quien únicamente creía en el mismo. No me extrañaría que hubiera recibido algún toque de atención, pues era incomprensible el jugar con ese planteamiento.   

El inicio del partido, me recordó a otros anteriores, en donde tras un prometedor comienzo y con el marcador de cara, el equipo se desvanecía al final, dejándose perder los puntos y volviendo de vacío a tierras andaluzas. Pero ayer se vio otra actitud (pues aptitud si hay) con presión, esfuerzo, velocidad y apoyos.

Y no quería dejar pasar tampoco por alto, el tema de Juan Cala y Beto.  El lebrijano volvió a quedarse sin vestir de corto por el capricho de un entrenador al que parece no interesarle contar con este magnífico central. Y en cuanto a Beto, no comprendo el porqué darle la camiseta de titular, tras el fallo garrafal de la jornada anterior y las declaraciones pronunciadas en algunos medios.

Y para concluir he dejado el detallazo del Sevilla FC, del que me honro en ser Socio y Accionista, luciendo en sus camisetas el logo de El Correo de Andalucía, un rotativo que con más de 100 años de historia pasa por una situación difícil, y lo que es peor con unos trabajadores en una situación de inseguridad, y a los que desde este blog les envío todo mi apoyo.