domingo, 15 de septiembre de 2013

NO ESTABA EN EL GUION

No estaba en el guión que el Sevilla FC le plantara cara al FC Barcelona, y que en el minuto 90 igualase el marcador. Pero tuvo que ser el arbitro, (en esta ocasión Muñiz Fernández) quien le anulase un gol a todas luces legal a Juan Cala, y prolongase algo más el tiempo adicional para que los azulgranas pudieran alzarse con la victoria, importando poco que el Sevilla FC fuera víctima de otro robo por parte del colectivo arbitral. Pues como ya he dicho en días anteriores, tenía que ganar el Barcelona porqué así estaba escrito. Aún así vaya desde estas líneas mi felicitación tanto para el entrenador como para los jugadores sevillistas por el magnífico partido realizado,  y saber jugarle al todopoderoso conjunto catalán. Lo que no me gustó nada es que tras finalizar el partido alguno jugadores de los nuestros se acercaran a saludar al arbitro. La educación debe primar por encima de todo, pero también hubiera sido una forma de mostrar el desacuerdo con su actuación.

Pero la realidad es que estamos en una liga hecha para mayor gloria del Real de Madrid y del FC Barcelona, y el resto son 18 equipos comparsas. Le llaman la mejor Liga del Mundo o la Liga de las Estrellas, pero yo le llamo la Liga de Mierda, porque resulta vomitivo todo lo que le rodea, aunque también le doy su parte de culpa al resto de equipos, pues ya va siendo hora de que se unan de verdad con hechos y no con intenciones, y aunque el actual contrato de reparto televisivo hay que respetarlo porque está firmado, para el próximo (que no queda mucho) que por favor firmen un reparto más equitativo, y mientras tanto, manden a los juveniles cada vez que se enfrenten con los dos de siempre, es el mayor desprecio que se les puede dar.  Realmente no entiendo como una entidad del nombre del BBVA se ha prestado a patrocinar un campeonato de esta índole.

Y volviendo al arbitro, cuanto echo de menos las recusaciones arbitrales que antaño existían, y que permitían a cada club vetar a tres colegiados por temporada. Pues lo del colegiado de anoche con el Sevilla FC no es nuevo. Ya el pasado año, en la visita al estadio de Cornellá-El Prat también nos la jugó, expulsando a Reyes por lanzar una falta antes de tiempo, cuando él mismo le había dado vía libre con su silbato. En aquella ocasión, el Comité Técnico lo tuvo un tiempo sin pitar, esperemos que en esta ocasión sea igual.

Y por último, y aunque es difícil, creo que desde el propio Club se debería estudiar alguna forma de manifestar el desacuerdo con estas actuaciones que tanto nos están perjudicando.