lunes, 26 de agosto de 2013

UN PUNTO

Un punto de seis es el bagaje que lleva el Sevilla FC tras las dos primeras jornadas de Liga. Si la derrota ante el Atlético de Madrid en la jornada inaugural entraba dentro de cierta lógica, el empate a cero de ayer ante el Levante supo a poco, y el conjunto de Emery debió ir a por el partido desde el principio, cosa que no fue así, desperdiciando toda una primera parte.  

Pese a una magnífica pretemporada, llegada la hora de la realidad el equipo presenta aún ciertas carencias. Entre ellas la principal es la defensa en donde se nota, y sobre todo tras las lesiones de Carriço y Nico Pareja, cierta falta de solvencia. En la medular observo, y quizás ello sea capricho del entrenador, que la posición de Rákitic debe ser un poco más adelantada. Y en la punta de ataque, si Emery apuesta por hacerlo con un solo hombre, desde mi punto de vista el que debe ser el titular es Carlos Bacca, en detrimento de un Kevin Gameiro que sin dudar de su valía, hasta el momento no me ha demostrado nada.

Y un punto también fue el que consiguió el Sevilla Atlético en el debut liguero ante el Lucena CF al empatar a dos. El protagonista del partido fue el colegiado López Amaya que con una serie de decisiones más que dudosas se cebó con el filial Sevillista. Marcaron por los franjirrojos Javi Medina y Carlos Fernández haciendo que al descanso el resultado fuera de 2-0.

Noto en el Sevilla Atlético demasiada juventud y falta de experiencia en la categoría, y pese a que el objetivo fundamental es la formación de futbolistas, quizás se debería combinar en algunos puestos con algo de veteranía, pues no se debe de perder una categoría que debe ser el sitio natural del Sevilla Atlético.  

El partido se disputó en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán por resiembra del campo principal de la Ciudad Deportiva. Y el Consejo de Administración sigue empeñado en jugar los partidos del filial por la mañana, pese a las altas temperaturas que nos azotan tanto al inicio como al final del campeonato. Cuando lo ideal sería mientras pasan las calores jugarlos en horario nocturno, y más aún, al no estar sujetos a contrato televisivo. Pero quizás ello venga justificado por el ahorro de luz, pues también se vio el detalle de abrir sólo la Tribuna Baja de Preferencia, y no poner en servicio alguno de los dos videomarcadores, ni utilizar tampoco los tornos de accesos, ni las PDAS que se disponen en la Ciudad Deportiva para los partidos del filial.