lunes, 11 de febrero de 2013

QUE JUEGUEN LOS RESERVAS

Mal partido el que jugó el Sevilla FC este pasado sábado ante el Real de Madrid en tierras capitalinas. Los jugadores que con el cambio de entrenador parecía que habían recuperado la actitud, volvieron a las andadas mostrando una autentica falta de testiculina, con mayor acentuación en la defensa por la fragilidad mostrada.  No quiere ello decir, que si el equipo hubiera trabajado como debiera se hubiese ganado, pero al menos se pudo dar una mejor imagen.

De todas formas, y tal como está montada esta liga, sigo pensando que para jugar ante el conjunto de Chamartín como ante los de la ciudad condal, lo suyo es mandar a los juveniles. Algo que ya dijo el presidente en su día cuando denunció el actual reparto de los ingresos televisivo, pero que luego por causas que desconozco no se atreven a llevarlo a cabo.

Y si no ponen a los juveniles, debiera ser el mismo entrenador quien utilizara estos  partidos para dar descanso a los titulares, y a cambio darle entrada a los que menos minutos tienen, como podría ser el caso de Babá al que parecen haberlo castigado al ostracismo. Y resulta incomprensible que ante el pésimo estado de Negredo (pese a ser el máximo goleador hasta el momento), el senegalés no tenga minutos pues peor que el de Vallecas no creo que lo haga. Y sino no entiendo para que lo convocan. Creo que este futbolista merece una oportunidad y no sólo ya en el terreno de juego, sino también que la prensa le haga alguna entrevista durante la semana, o incluso que comparezca tras los partidos en zona mixta, pues parece que ni existe.

Y el próximo viernes nos visita el Deportivo de A Coruña, un partido que si es de los que hay que ganar para amarrar cuanto antes el objetivo de los 43 puntos. Pero en la siguiente salida se rinde visita al FC Barcelona, en donde Unai Emery debería alinear a suplentes y jugadores del filial con un doble objetivo: primero por ser el mejor desprecio que se le puede dar a los dos equipos que por obra y gracia del injusto reparto televisivo se han convertido en los dueños de la competición; y segundo por reservar a los titulares para el fundamental partido de vuelta de la semifinal copera que será cuatro días después.