lunes, 17 de septiembre de 2012

HUBO CASTA Y CORAJE

Volvieron la Casta y el Coraje a Nervión, esa casta y coraje que reza en nuestro himno oficial, y que este año también se luce en la parte interior de las camisetas de Umbro. Pero aparecieron en el campo que es donde verdaderamente es necesario, y vaya que si se notó, y vaya partidazo que hicieron los nuestros, haciendo valer el prematuro gol de Trochowski, y que a la postre se convirtió en el resultado final.

No tenía muchas esperanzas en este partido,  pues  cuando jugamos tanto con el Real de Madrid, como con el FC Barcelona, son puntos con los que un servidor no cuenta, ya que son equipos que por mor del injusto reparto televisivo, no forman parte de nuestra liga, estando en muchas ocasiones ayudados por las decisiones arbitrales. Por eso tenía cierta preocupación tras los puntos dejados de sumar en las visitas previas a Granada y Vallecas.

Y ya que menciono al colectivo arbitral, no puedo dejar pasar por alto la actuación del colegiado Undiano Mallenco este pasado sábado, pues dejó sin señalar a los madridistas dos entradas merecedoras de sendas tarjetas admonitorias, una roja y otra amarilla que hubiera supuesto la segunda para el infractor.

Pero centrándonos en el equipo, fue un partido en el que todos los jugadores lo hicieron a la perfección, atribuyéndole también al entrenador su parte, ya que el planteamiento táctico y la preparación durante la semana se notaron.

Tan sólo le pondría un pero a Michel, y es que cuando a falta de 20 minutos aproximadamente para el final del partido retira a Negredo, en lugar de sacar a un delantero como Babá, saca a Luna pensando más en reforzar las subidas del contrario por la banda. Pero dejó al equipo sin delantero ninguno, con lo que las continuas subidas de Jesús Navas no servían para nada, ya que no existía ninguna referencia en ataque. Se dejó a Manu del Moral en punta, pero el jienense no es un delantero nato, sino más para jugar de media punta o de extremo. Y fue excesivamente arriesgado, pues con el  1-0 en el marcador los madrileños podían empatar en cualquier momento, pero el Sevilla renunciaba a aprovechar los continuos huecos que los de la capital dejaban en su desesperada lucha por nivelar el partido.  

Lo de Babá es un tema que me preocupa, pues da la impresión que no se cuenta mucho con él, cuando desde mi punto de vista es un jugador que puede aportar mucho al Sevilla FC, y para jugar con un solo punta, como últimamente está haciendo el entrenador, creo que debería ser el titular de salida.