lunes, 9 de abril de 2012

DE MAS A MENOS

Derrota por la mínima en San Mamés en la tarde de ayer, en un partido que de haber puntuado hubiera colocado al Sevilla FC de nuevo en zona europea. Me gustó el primer tiempo en donde los de Michel salieron enchufados, teniendo Negredo en dos ocasiones la oportunidad de haber desequilibrado el electrónico, pero el equipo fue yendo de más a menos, y al final terminó entrando en una dinámica que tienen bien estudiada los de Bielsa. Michel, conocedor de lo que los de Nervión se jugaban planteó el partido con argumentos ofensivos, pero para ello se necesitaba un director de orquesta (entiéndase Rákitic) que hoy volvió a las andadas. Quizás haya que anotar en el debe del entrenador sevillista, el tardar tanto en darse cuenta de la nula aportación del croata y no sustituirlo hasta bien avanzada la segunda parte.

 

Aún así, no merece el Sevilla una crítica feroz, pero es justo admitir que se vio superado por el fútbol de toque rápido y combinativo del Athletic. El planteamiento fue valiente y el fútbol pudo recompensarle cuando encontró espacios. La reflexión debería plantearse  sobre el hecho de que, con el paso de los minutos, el Sevilla decayó, engullido por el adversario e incapaz de responder y buscar alternativas para sobreponerse al carácter natural del Athletic Club.

 

Dados los resultados de la jornada, las diferencias en la tabla sigue prácticamente similares, por lo que la victoria ante el Real Zaragoza se hace totalmente necesaria el próximo jueves.