domingo, 11 de marzo de 2012

FALTARON COJONES

No me gusta emplear cuando escribo la ordinariez o el lenguaje chabacano, pero el título de este post lo he puesto así, pues es como lo siento tras el partido de ayer ante el Real Sporting. El equipo asturiano sin querer desmerecerlo es una banda, y mucho va a tener que luchar para conseguir mantener la categoría, independientemente de que el estadio de El Molinón, sea un campo complicado en donde la afición empuja bastante, añadiéndole también que, en los últimos tiempos la visita del Sevilla FC supone para la parroquia sportinguista una dosis de motivación especial, traduciéndose en un odio hacia nuestros colores, sin llegar a comprender el origen de ello. Pero el Sevilla FC de ayer no fue el de partidos atrás al que nos tenía acostumbrado Michel, e incluso en algunos momentos llegué a pensar si el inquilino del banquillo era todavía Marcelino García, pues a los jugadores blancos les faltó la testiculina necesaria que hay que poner sobre el campo para ganar los partidos. El equipo lo hizo muy mal en el primer tiempo y parte del segundo, y cuando quisieron rectificar ya era tarde. Y al final del partido nuestros jugadores se metieron en una tangana innecesaria que les han costado varias tarjetas admonitorias que para algunos supondrán no poder jugar el próximo partido.

 

En el debe de Michel quisiera destacar la ausencia de Babá en el primer tiempo, el Sevilla FC tiene que salir a ganar los partidos, pues ahora mismo el objetivo es conseguir cuanto antes los 43 puntos que certifiquen la permanencia, e intentar conseguir plaza para la Europa League la temporada venidera, pues lo de Champions actualmente lo considero una quimera. Y tampoco llegúe a comprender que por la ausencia de Medel por lesión, en su lugar jugara Fazio. Actualmente el chileno es insustituible, pero quien quizás hubiera desarrollado mejor esa labor hubiera sido Tiberio Guarente.

 

Otro tema que me preocupa desde hace un tiempo, y que el partido de ayer me lo volvió a corroborar es la falta de peso institucional por parte del Sevilla FC en los más altos estamentos deportivos. Llevamos varios partidos en que los arbitrajes son bastante lamentables para los intereses de nuestro Club. Como botón de muestra podría citar a Fernando Teixeira Vitenes en Valencia (cuya actuación pasó más desapercibida por la victoria del equipo), Alvarez Izquierdo hace una semana ante el Atlético de Madrid, y Estrada Fernández ayer. Es un tema que habría que ponerle solución ya.
 

Y el próximo sábado nos visita el todopoderoso FC Barcelona, que salvo un milagro divino, se llevará los puntos para la ciudad condal, gracias a la porquería de modelo de Liga que tenemos. Por lo que partiendo de esa base no me preocupan las ausencias por sanción o lesión tras el partido de ayer, e incluso sería una buena ocasión para probar a jugadores que habitualmente no gozan de la titularidad, o a algunos chavales de los escalafones inferiores.