domingo, 20 de noviembre de 2011

SPRAY AMARILLO

La imagen curiosa en la previa del partido celebrado este pasado sábado en el estadio de Mestalla, y correspondiente a la jornada 13 de la Liga BBVA entre Valencia CF y Real Madrid, fue ver cómo a Iker Casillas le tuvieron que colorear de amarillo los vendajes sobre su tobillo para que el color fuera el mismo que el de sus medias.

En las últimas jornadas se ha comprobado que los árbitros han recibido una circular para que vigilen la indumentaria de los futbolistas y se vio en este caso con Casillas como ocurrió con Valdés hace unas jornadas.

En el partido Granada-Barcelona, el colegiado Muñiz Fernández ya reflejó lo siguiente en el acta: "El encuentro comenzó con cinco minutos de retraso sobre el horario previsto debido a una incorrección en la uniformidad del portero visitante, siendo previamente advertido en la revisión por el árbitro asistente que debería haberla subsanado (las medias utilizadas eran de color amarillo y encima de ellas llevaba un esparadrapo de 20 cms. de color negro que destacaba sobre el color principal).

Si en otras cosas soy bastante crítico con la Federación Española de Fútbol, en este caso estoy totalmente de acuerdo, e incluso deberían hacerlo extensivo también al calzado de los futbolistas, el cual debería ser también del mismo color que la media, pues hasta ahora cada uno lleva el color que le da la gana, rompiendo la uniformidad del equipo y ofreciendo una imagen no acorde a la seriedad que debe imperar en un espectáculo como el fútbol, pareciendo a veces que están jugando en el patio de un colegio en lugar de hacerlo en una competición profesional.