miércoles, 17 de agosto de 2011

NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

La eliminación de España en el Mundial Sub-20 que se disputa en Colombia ha propiciado que un jugador del Sevilla FC, como es Antonio Luna,  pueda estar ya a las órdenes de Marcelino García Toral.

 

Como español disfruto con los triunfos de nuestra selección en todas sus categorías, pero igual que cuando juega la "absoluta" se programan las fechas para que los clubs no salgan perjudicados, del mismo modo debería hacerse con las categorías inferiores, pues dichos jugadores pertenecen a sus correspondientes equipos que son los que les pagan.

 

En el caso de Antonio Luna se ha perdido la pretemporada, un momento crucial en la preparación del futbolista, y quien sabe si la titularidad también. Pues aunque el titular a priori para el lateral izquierdo es Fernando Navarro, con su trabajo pudiera haber convencido al entrenador y entrar en el equipo base para la nueva temporada.

 

Y no es el primer caso, pues a finales de la pasada temporada también la Federación Española de Fútbol estuvo a punto de jugárnosla, con la citación de dos jugadores del Sevilla Atlético, que afortunadamente no llegó a producirse, pues el filial se jugaba por entonces el ascenso a la Segunda División.

 

Por eso, como digo en el título de este artículo no hay mal que por bien no venga.