domingo, 29 de mayo de 2011

EL FILIAL PASA LA PRIMERA ELIMINATORIA

El Sevilla Atlético tiró de épica y testiculina,  y con el apoyo de sus aficionados que casi llenaron el Campo Principal de la Ciudad Deportiva, eliminó al Irún venciéndole por un 3-0, estando a dos eliminatorias para alcanzar la categoría de plata del fútbol español.

El partido estuvo bastante complicado, pues hasta 15 minutos de la conclusión todavía continuaba el 0-0 ya que el conjunto guipuzcoano controló bastante bien el partido, demostrando ser un equipo con bastante experiencia en estas lides y bien curtido en la categoría con algunos jugadores veteranos.

El primer gol llegó en el minuto 85 de partido cuando una falta perfectamente sacada por Adri fue cabeceada por Deivid anotando el primero de la tarde. A raíz del gol, que ya no le valía para nada a los vascos se abrieron más y así Campaña asistió a Luis Alberto para que éste con frialdad marcara el segundo en el descuento. Y cuando la locura y la fiesta ya se habían desatado en la Ciudad Deportiva, Morales hizo subir el tercero al marcador metiéndose hasta dentro de la portería, ya que el portero contrario había subido a rematar un saque de esquina.

Fue una tarde feliz la vivida en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros, resaltando a dos futbolistas que sobresalieron sobre el resto, y me causaron una gratísima impresión. Me refiero a Salva y a Campaña. Pero en relación con el partido hubo tres detalles negativos que no me gustaron y quisiera reflejarlos:

1.- El horario del partido, no fue de recibo para los aficionados. Que yo sepa en esta categoría no se está sujeto a contratos televisivos, ni tampoco fue transmitido por ninguna cadena salvo la oficial del propio Sevilla FC. Me comentaba un amigo que ello obedecía a una estrategia, para que un equipo venido del norte y acostumbrado a temperaturas más bajas, tuviera mayor grado de dificultad. Si ello fuera cierto no deja de ser un razonamiento totalmente pueril, y creo que los aficionados merecíamos un mayor respeto fijando el partido en horario nocturno dada las temperaturas que por estas fechas padecemos, y más aún, cuando desde el propio Club y la Federación de Peñas hicieron llamamientos para que los Sevillistas estuvieran presentes.

2.- La actitud de Rodri que se autoexpulsó en el minuto 62 de partido por dar una bofetada al veterano Lacruz, poniendo todo más cuesta arriba. Y por otro lado, el que un jugador del banquillo del filial (del que no recuerdo el nombre) se metiera dentro del terreno de juego para animar a Morales cuando este todavía no había materializado el tercer gol. Espero que estas actitudes sean corregidas por el Club para que no vuelvan a repetirse.

3.- La invasión del terreno de juego a la conclusión del partido. Comprendo la alegría y la tensión acumulada durante los 90 minutos del partido, pero ello no es de recibo para la categoría de un club como el Sevilla FC, y actos de este tipo lo único que pueden acarrear son sanciones e incluso la clausura del campo, para la siguiente eliminatoria. Y lamentar también la actitud totalmente pasiva de los vigilantes de seguridad que no se emplearon con contundencia para impedir la citada invasión. Indicar que la empresa de seguridad que cubre la Ciudad Deportiva no es la misma del Estadio.