jueves, 27 de enero de 2011

ASI, ASI GANA EL MADRID

De mangazo es como se puede calificar el partido de anoche en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, pues la actuación del arbitro no pudo ser más favorable para el conjunto madridista. Anuló un gol al filo del descanso que después de confrontarlo con las distintas tomas no deja resquicio para dudar de su legalidad. Y dejó sin expulsar sendas entradas violentas de Lass Diarrá y Xavi Alonso cuando lo justo hubiera sido que tomaran el camino del vestuario, y provocando que Sergio Sánchez y Ndri Romaric tuvieran que abandonar el terreno de juego lesionados.

 

Se comenta que Undiano Mallenco, el colegiado del partido está considerado como el mejor arbitro del fútbol en España, pero tras lo visto anoche, y en el partido de liga disputado por nuestro equipo en Villarreal el 05/12/2010 no lo creo, y si este es el mejor, como serán los demás. Ello nos pone en evidencia la malísima calidad del arbitraje español. Y por cierto, tengo entendido que el entrenador José Mouriño no compareció en Sala de Prensa tras el partido. Quizás es que no encontrase la libreta donde va apuntando los distintos errores arbitrales que sufre su equipo una jornada si y otra también.

 

Se ve muy claro que este año, tras los cruces establecidos en el sorteo de Octavos de Final, el torneo del K.O. está configurado para que haya una final del Real Madrid contra el FC Barcelona, pues parece que así interesa por los beneficios económicos que ello puede conllevar, y si no ahí está la prueba con el arbitraje de ayer. Por supuesto que queda todavía el partido de vuelta, pero visto lo visto casi mejor que nuestro equipo no se presentara y se centre más en la Liga y en la Europa League, pues el Madrid ya tiene su final.

 

Y continuando con el partido de anoche pero en clave Sevillista, pienso que Gregorió Manzano erró en el planteamiento, y debió volver al sistema utilizado en la vuelta de la eliminatoria anterior y que tan buen resultado le dio, y por parte de nuestros jugadores quizás le faltó algo más de oficio.