lunes, 13 de diciembre de 2010

EL MUSEO DEL SEVILLA FC

Como miembro de la Peña Sevillista San Bernardo, recientemente hice el tour por el Estadio Ramón Sánchez Pizjuan con motivo de las bodas de oro de esta asociación, y merced al acuerdo al que había llegado la misma con el Sevilla FC. Mi sorpresa fue cuando el propio guía nos indicó que el Museo, situado en la segunda planta junto a los estudios de la televisión, no estaba incluido en el circuito por encontrarse cerrado. Al parecer, el Club ha decidido cerrar el Museo por una reubicación interna de dependencias que se están llevando a cabo, sin tener decidido aún donde quedará el emplazamiento definitivo de la sala que alberga gran parte de nuestra historia.

 

Soy partidario de que el Museo se debería integrar en la Sala de Trofeos, aunque por supuesto con una ampliación de esta, pues en definitiva ambos espacios muestran nuestro pasado. Aparte quedarían lo que son los títulos oficiales, los cuales me parece perfecta su ubicación en el amplio pasillo que conduce al antepalco y zona VIP.

 

Lo fundamental es que la idea del Museo puesta en práctica con motivo del Centenario, y el arduo trabajo realizado por el equipo de historiadores con recopilación de auténticos testimonios fotográficos, así como la aportación de verdaderos tesoros por parte de muchos Sevillistas, no se quede en el olvido, pues para entender al Sevilla FC y el sentimiento que representa, hay que contar con la historia.

 

Lo que si es importante, es que el concepto de tour o visita al Estadio ha de modificarse y ofrecer un producto más amplio y periódico, incluyendo visitas a dependencias que actualmente no están disponibles, pero que a buen seguro serían del gusto de los aficionados tal como ya decía en mi artículo del 24/01/2010. Y otra cuestión importante sería que, cuando no se pueda visitar el vestuario local por razones de entrenamiento o vísperas de partidos, se ofreciera como alternativa el visitante, y de esa forma poder salir al césped a través del túnel, detalle que gusta y sobre todo a los más jóvenes.