miércoles, 1 de septiembre de 2010

LA PUERTA 11

Desde que las aficiones de los equipos visitantes llegadas en grupos organizados se ubican en una zona acotada por motivos de seguridad, se estableció que el acceso al estadio Ramón Sánchez Pizjuán lo efectuaran por la puerta nº 11. Posteriormente, y tras la implantación de los tornos, y dado que esta puerta carece de los mismos por disponer de acceso directo al terreno de juego y ser utilizada por el área de mantenimiento para la entrada y salida de vehículos, se aperturó junto a la misma la puerta nº 11-A,  la cual es la que actualmente se utiliza para tal menester, quedando la nº 11 cerrada para la entrada de público, pero preparada para una posible evacuación en caso de emergencia, así como para la salida tras los partidos.

 

Más recientemente se ha decidido que la puerta nº 9-A sea utilizada también por las aficiones foráneas cuando los partidos son declarados de alto riesgo, conllevando que los aficionados Sevillistas de Gol Sur dispongan de una puerta menos para entrar, y lo que es peor, que acordonen con vallas un perimetro de seguridad bastante amplio (ambas puertas están distantes), provocando que las  personas que acceden al estadio por dicha zona procedentes de la calle Cristo de la Sed, tengan que costear las citadas vallas, e impidiendo que los peñistas que aprovechan el día del partido para hacer cualquier gestión, no puedan llegar hasta la ventanilla que la Federación de Peñas dispone en su nueva sede.  

 
Por todo ello, propongo desde estas líneas que justo al lado izquierdo de la puerta nº 11 se abriese una nueva puerta que por orden de numeración podría ser la 9-B o en su defecto la 10, y de esa forma el vallado en los días de partidos de alto riesgo sería más reducido, evitando las molestias que hoy día se producen.