miércoles, 3 de febrero de 2010

EL SEVILLA ATLETICO

No anda fino este año el Sevilla Atlético, y tras su paso por la categoría de plata, le está costando adaptarse de nuevo a la Segunda División B. Tras algunas victorias que nos hacían ver las cosas con más optimismo, la realidad es que el equipo está en una situación incomoda en la clasificación.

 

Soy consciente de que la misión de un filial es la formación de futbolistas, pero ello no quita para que los técnicos del Club mentalicen a estos jugadores, pues de lo contrario mucho me temo que esta temporada haya que luchar por salvar la categoría. 

 

Pero otro problema con el que cuenta el conjunto entrenado por Diego Rodríguez, es el poco apoyo que tiene por parte de la afición. La asistencia de público a la Ciudad Deportiva es paupérrima, y a poco que vengan algo de aficionados del equipo visitante, parece que el que juega fuera es el Sevilla Atlético. Quizás, ello también esté motivado por el hecho de que la televisión oficial retransmita los partidos de casa en directo, circunstancia que lo que hace es acomodar al público en el salón de su casa.

 

Pienso que desde el propio Club se debiera incentivar de alguna manera la asistencia de los socios, pues en torno a 40.000 que somos ¿no podrían ir 7.000 personas que es el aforo del campo principal?  Y además cuenta también la Ciudad Deportiva con una estación de metro muy próxima, lo que hace que el desplazamiento sea mucho más cómodo que años anteriores.  

 

Es evidente que el juego actual del Sevilla Atlético no encandila como el de  antaño, recuerdo épocas anteriores en donde la asistencia de público pasaba de la media entrada en el Ramón Sánchez Pizjuán, pero ello no quita para que apoyemos a nuestro filial, y a buen seguro que si cuenta con el calor de su afición, el juego y los resultados cambiarán hacia mejor.